Mié. Abr 17th, 2024

Estamos quemadas, igual que nuestra isla. Estamos sobrepasadas, colapsadas, expoliadas, igual que nuestras islas. Estamos hartas, sin pulmones, sin un respiro.

Ante la imposibilidad cada vez mayor de poder vivir una vida digna en nuestro territorio, ante la situación insostenible de invasión turística, ante los niveles de pobreza que nos mantienen a más de la mitad de la población en riesgo o exclusión social, ante la terrible situación que genera el aumento de la vivienda vacacional que nos sube el alquiler, nos deja sin casas y nos expulsa de nuestros barrios, ante la precariedad laboral y el aumento de la «ultraderecha» y la violencia de género…

…Salimos a la calle desde los feminismos en este norte de Tenerife para gritar que el feminismo es la única salida.

El feminismo como cuidado del territorio, buscando alternativas sostenibles al modelo de monocultivo turístico que nos está colonizando las islas cada vez más. Ni la tierra ni las mujeres son territorio de conquista.

El feminismo como reparto de la riqueza, exigiendo una Renta Básica de las iguales que nos permita mantener unas mínimas condiciones económicas para sobrevivir.

El feminismo como anticapitalismo, como modelo alternativo a este que hace que los ricos sean cada vez más ricos y las pobres seamos cada vez más pobres.

El feminismo como cuidados y solidaridad entre las que menos tenemos para exigir condiciones de trabajo dignas. Apoyando a nuestras compañeras camareras de piso que limpian en hoteles y viviendas vacacionales en situación de esclavitud. Patronal, escucha, las kellys están en lucha.

El feminismo como autodefensa, como la única manera de relacionarnos que rompa con las lógicas machistas de violencia y dominación, y que siga calando entre todas las personas hasta el fin de las violencias.

Queremos un mundo en el que podamos vivir y por eso no podemos tampoco olvidarnos de Palestina y del genocidio que se está viviendo allí. Ni una menos, ni una guerra más.

Y tampoco podemos dejar de nombrar las miles de vidas asesinadas en la «frontera impuesta por Europa» en nuestras costas, ni la situación inhumana de los «campos de concentración» en que encierran a quienes consiguen llegar. Por un feminismo sin fronteras, antimilitarista y que se atreva a denunciar agencias asesinas como el Frontex y la Unión Europea.

Exigimos una vida digna para todas las personas.

¡¡¡Lucha feminista por una vida digna!!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 4 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.