15 pasos para un suicidio político

 

1. Vanguardismo. Impón tus ritmos, utiliza los hechos consumados, no esperes a que te siga tu grupo…

2. Personalismo. Se individualista, desmárcate, destaca… el grupo esta bien, ¡Si! Para legitimar tus conductas y decisiones y para que curren por/para ti.

3. Colegueo. Pon centralidad en el buen rollismo, confunde el Colegueo y el amiguismo con la acción social y política.

4, Patriarcado. Los espacios políticos son buenos para encontrar ligues y rollos, seria tonto desaprovecharlos. No le des importancia a las conductas sexistas o a las construcciones sociales que conllevan desigualdades y dominancias.

5. No tengas en cuenta las lógicas del lugar. No busques adaptarte a los sitios donde trabajes políticamente, que se adapten ellos a ti.

6. Falta de transparencia. Utiliza estrategias donde no sepan si vienes en calidad individual, del grupo X o del grupo Y. No seas claro de que intenciones tienes en el proyecto político en el que estas inmerso…

7. Siembra el odio, el rencor, la sospecha, el rumor, el cotilleo, la desconfianza… sobre otros componentes del grupo bien por su pasado, bien por su pertenencia a otros grupos sociales o políticos.

 8. Elitismo. Pon por encima de tu grupo tu criterio experto o el de los expertos de referencia.

 9. Ego. Tienes la verdad, los demás te deben reconocimiento, espera que te den palmaditas y medallitas, busca el aplauso, la foto…

10. Cuadrillismo. No crees relaciones externas, no busques alianzas.  ¿Con quien puedes hacer mejor política que con tus colegas?

11. Falta de (auto)critica. La humildad es un invento pasado de moda, no tienes nada que trabajarte, y si lo tienes ya te habrías dado cuenta.

 12. Tiranía. No tengas en cuenta a las minorías, ni a las voces criticas, ni a las personas con menos peso en el grupo…

 13. Chaqueterismo ideológico. Mueve tus ideales según los intereses de cada momento, muéstrate difuso, y aprovecha los triunfalismos.

 14. Violencia. Demuestra cuan fuerte eres, y no des resquicio a mostrar tus debilidades.

 15. Victimismo. Si todo lo anterior no te ha funcionado. Busca un agresor, como mártir siempre tendrás una legión de seguidores que te cuiden y protejan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.